El gato triste y azul

martes, agosto 31, 2004

Ahora soy "La termita"

TrackBack


Así me dice Miranda, mi jefe, y es que no apro de comer en la oficina, me he hecho adicta a los cacahuates de Rudolph, y es que los prepara deliciosos: cacahuates japoneses con miguelito de agua, miguelito en polvo y salsa valentina, mmm riquísimos!!! y nunca falta un Milky Way o una paleta tamaroca de vez en cuando, sin olvidar los deliciosos totis claro, de postre después del abundante menú del comedor... ahora entienden por qué me llaman "la termita"??
Y mi adicción se ha extendido también a otras cosas, como al internet, me desespera un poco no tener conexión en mi casa, por que el tiempo que tengo en la oficina para hacer cosas personales es muy poco, y al llegar a casa francamente es muy tarde para salir a buscar un cyber, que además no sé donde haya alfuno cerca. entonces una de las cosas que pienso adquirir pronto es una computadora, un reemplazo para Arwen (que se le extraña demasiado y más ultimamente) Así podré navegar a gusto por los blogs de la red y leer cosas interesantes, además de charlar con los amigos, pues ahora si h¿nos han cancelado el messenger en la oficina. Para ser sincera nunca pensé que algún día tendría tanta necesidad del internet, ni de los riquísimos cacahuates de Rudolph que junto con todo el café que he estado tomando acabarán por destruir mi insaciable estomaguito... ni hablar.
Y bueno, creo que a Mariana se le olvidó que habíamos quedado de vernos en este Vips hoy, porque lleva una hora de retraso y yo ya pienso caerle a mi casita porque tengo muuucho sueño... fué un fin de semana agotador. Al menos es ahora otra ventaja mi nueva adicción a escribir también, pues me resulta más fácil esperar a los que siempre llegan tarde... o no llegan.