El gato triste y azul

domingo, agosto 29, 2004

Creo que he roto un récord personal...

A veces me sorprende a mi misma la capacidad de aguante que tengo ahora (aunque debo aceptar que esta vez mi Red Bull ayudó un poco) pero llevo dos d{ias seguidos llegando a casa a las 6 de la mañana y despertando temprano y ahora no tengo sueño y quiero escribir... no puedo dejar de hacerlo y me está gustando. Y bueno, sobra decir que me la pasé poca madre estos dos días, lo que hice está en el post anterior... Lumbrales superó por mucho lo que esperaba, estuvo muy bueno y hubo muy buena respuesta de la gente... además compré un libro de Alberto Chimal que ansío leer. Ojalá que esto siga como re-empezó porque vale mucho la pena. El homenaje a Héroes lo disfruté muchísimo, tranquila y escuchando y bueno, terminé con unos cuates pok madre en la estación, es bueno en estos mis días conocer gente que me haga reir, aunque debo decir que extraño a aquel de cabello rizado que toca la guitara y vive lejos... tonta yo.