El gato triste y azul

lunes, agosto 30, 2004

Y a pesar de todo

Es bueno darme cuenta de que hay cosas que no van a cambiar pase lo que pase y que las personas que valen la vena van a estar ahí siempre, lo demás se irá acomodando poco a poco con el tiempo como las piezas del rompecabezas que, curiosamente, comenzé a re-armar este fin de semana también... hace mucho tiempo no dormía tan tranquila como anoche.