El gato triste y azul

jueves, septiembre 23, 2004

Ahora si...

Ayer ya no pude escribir, varias veces estuve a punto de hacerlo, pero llegaba trabajo, o tenía que bajar por impresiones, o llegaba Miranda, etc... ahora sí se me está acumulando la chamba, esto está de locos. Y ayer iba a escribir de cómo me rechifla que durante las 3 cuadras que tengo que caminar en las mañanas para llegar a donde pasan por mi, siempre hay algún naco que me dice lo que segun el es un piropo, pero que me da tanto asco!! y a veces miedo, pero a medio día en uno de mis tantos viajes de ayer al primer piso, alguien me soltó un piropo que la verdad me arrancó una gran sonrisa... esos son los que valen la pena!!!, y bueno, después de tantos intentos fallidos por escribir mi post ayer, había decidido presentarles mi rinconcito en esta oficina-circo, que es donde paso más tiempo que en ningún otro lugar:

TrackBack


Aquí todo es desorden, revistas por todos lados, mi infalible libreta de manzana, la taza para el café, calcomanías de las revistas, mis gorritos encima del monitor (ya les contaré su historia), mis chanclas, y en la pizarra algunas cosas que a veces me ayudan a recordar donde estoy: mi portada favorita (la del numero 12) el menú de la cafetería, un recurdo del festival de los cuenteros, un portavasos del area chica, un folleto de los mareados, aquella foto de la jirafa, un mapa del centro histórico de la ciudad y mi acordeón de dingbats para la revista... jeje... bienvenidos!!!