El gato triste y azul

martes, septiembre 28, 2004

De cine...

TrackBack


Hace unos meses fuí a la premiere de una película que inmediatamente se coló entre mis favoritas, por situaciones por las que en ese momento estaba pasando, coincidencias tal vez pero que me llegaron muy dentro; tardé un par de meses más para poder verla en cartelera y confirmar lo buena que me resultó: "Eternal Sunshine of the spotless mind".
Algun tiempo después leí en una revista esta crítica de la película, que comparto ahora aquí:

¿Te han roto el corazón y quisieras olvidar? ¿Porqué vivir con los recuerdos de una unión destructiva? Joel y Clementine quieren dejar atrás el dolor que les ha causado su relación. Eternal Sunshine camina en un hielo tan delgado entre la realidad excéntrica y la fantasía cruda que corre el riesgo de quebrarse. Las actuaciones de Carrey y Winslet, nunca antes mejores, caen como gotas de reminiscencia de lo que es importante en la vida y que no cabría en estas pocas líneas: la alegría, las lagrimas! la terrible necesidad de nunca dejar ir. Entre risas oscuras, Eternal Sunshine se filtra en nuestra cabeza hasta que, sin darnos cuenta nos rompe el corazón...

Al verla me puse a pensar si de haber la posibilidad haría borrar a alguien de mi memoria... y después de mucho pensarlo creo que lo haría con una sola persona, ficción al fin... pero cómo me gustó!!!