El gato triste y azul

sábado, octubre 09, 2004

Adios fin de semana...

Odio cuando la gente abusa de la generosidad, hospitalidad y confianza de los demás. Mi fin de semana se ha ido al carajo. No puedo salir hoy, no puedo ir a Joco, no fuí a la pista... y me siento terriblemente molesta por que me hayan robado mi cámara en mi propia casa...
Ayer todo iba perfecto, llegué a La Criba con Memo como habíamos quedado, llegó Mario a darme el disco de las fotos de la sesión, nos fuimos a una fiesta llena de adolescentes ebrios a las 12 de la noche, la neta nos dió mucha hueva y nos fuimos a La Estación. Todo bien hasta ahí, salimos tarde y con unas muchas copas encima , y como siempre nos fuimos al Steel,(con ausencias, por cierto), ya no recuerdo a que hora salimos de ahí pero deben haber sido alrededor de las 5 de la mañana... y luego?? pues a tu casa no?? si quieren, pero acuérdense que tengo inquilino... no hay tos? para nada... ok, a mi casa. Llegamos con un chico que no sé de donde demonios salió, bueno, del Steel lo sé, pero sin conocerlo. Pedimos otra botella por teléfono y llegó cuando era ya de día. Primer error: me das el cambio... me quedé sin dinero. Fotos de la borrachera como siempre. Segundo error: cámara en la mesa.
Nos vamos... ok, como las 11 de la mañana. Yo a dormir. Depierto, busco la cámara para ver las fotos como siempre y... sólo está mi teléfono. Llamadas para averiguar, a los conocidos... estaba en la mesa... si, lo sé, dolor de cabeza. Entonces... el desconocido. Tengo aún forma de encontrarlo, Gaby lo conocía, pero la neta no creo que aparezca... cosas así me reencabronan!!! mucho!!! Ahora solo resta quedarme en casita a ver películas... dejar que pase el finde e intentar localizar al principal sospechoso... en fin.