El gato triste y azul

domingo, octubre 31, 2004

Tolerancia

El jueves en el Kubrik hubo una plática entre Ale, Monica y yo. Había llegado un chavo que fué novio de Moni hace un rato, y llegó con su novia actual. Ale se preguntaba como podían seguir siendo amigos después de haber terminado, y Móni se quejaba de que hubiera llevado a su novia.

El punto es que me decían que yo estaba medio loca. He mencionado a Ernesto en algunos posts. El fué mi pareja hasta hace poco más de un año y vivimos juntos casi tres. Ahora me llevo muy bien con él, lo quiero mucho, aunque cada vez que estamos juntos por más de unas 8 horas recuerdo por qué fué que terminamos... esos defectos de los dos que bien conocimos en su momento y que ahora reconocemos al instante. (entre algunas cosas más, claro está) Bueno, dicen que estoy loca porque lo sigo viendo, por que a veces se queda en mi casa, y porque muchas de esas veces se queda con su novia actual, Paloma. Es extraño, pero no me molesta... a los dos los aprecio y pues a Pedro también, que es el mejor amigo de Ernesto y ahora está hospedado en mi casa y se quedará hasta finales de mes.

Bueno, en estos días en los que Pedro ha estado aquí, Neto y Paloma se han quedado también un par de fines de semana. Con Pedro no tengo broncas, casi no lo veo, respeta mi recamara y mi espacio... que es importante para mi.

Hoy cuando llegué a casa me enojé mucho... me di cuenta de que estuvieron en mi recámara, y sé que no fué Pedro porque él no fuma... encontré colillas en un vaso y en el buró. Odio que se metan a mi cuarto, odio que ocupen mis cosas, no sé que tenga que hacer para que esto deje de pasar. Me caga porque Ernesto me conoce y sabe lo que no me gusta... y parece que le vale madres. No sé hasta que punto mi tolerancia se ha convertido en estupidez! y me siguen viendo la cara. Hablaré con él en cuanto tenga la oportunidad. No quiero que sigan viniendo cuando no estoy en casa, supongo que Pedro lo entenderá también.

Demonios!!! no quería que pasara esto pero ni hablar... prefiero que se encabronen los dos ahora y que me hagan panchos y no perder su amistad para siempre por quedarme callada y dejar que esto se haga más grande... me conozco.