El gato triste y azul

jueves, octubre 14, 2004

Viejos recuerdos... no lo creo!!!

Hace cinco minutos recibí un correo en el mail de la revista, y todavía estoy con cara de sorprendida y confieso que se me ha salido una lágrima... pa que me entiendan la comparto con todos:

Caro: hola¡¡¡¡, ojalá no haya mas Carolinas Lopez LLano por ahí, bueno en el caso de que no sea ella quien lee el mensaje, por favor hágaselo llegar.

Que gusto poder saludarte en este día después de tantos que han pasado sin vernos. Lo único cierto es que formas parte de nuestros sentimientos y porque no decirlo, también de nuestro corazón.

Escribe Tere Vilchis, pero Mari está junto a mi.

Quizá te sorprenderá leer este mensaje, la sorpresa también fue nuestra cuando te encontramos en la revista que compra la her (es decir Mari) y descubrimos que estás tan lejos, pero tan cerca como ahora, momento en el cual nos disponemos a escribirte y comentarte lo feliz que hemos sido al saberte bien, porque eso irradias en la foto.

Cierto que ya no eres la niña con la que jugamos muchas veces, te acuerdas de la luna?, claro, el maíz, luego las tortillas, en fin. o los peces, si, aquella vez que te desapareciste con Chuy y regresaron con sus bolsas llenas de peces. ah¡¡, tambien las vueltas de carro, o la escaramuza: el pinto, el palomo, la furia, el tamarindo, si, si, si, tu blanca nieves.

Ahora pareces toda una mujer y eso puede parecer nostálgico, porque es cuando te das cuenta que el tiempo no ha pasado en valde, quizá tu me veas como abuela, bueno ya casi usaré bastón, pero todavía me acuerdo del árbol de los tonder cats y eso vuelve a hacerme sonreir.

Si. no te hemos platicado que onda con la revista y la sorpresisima de encontrarte en ella, pues tu sabes no, todo empieza cuando la her en su afán por querer bajar de peso, (bueno yo mas), lee dietas y ejercicios, y hay va, luego en una carrera en la que participa de televisa, le regalan otra y luego en superkompras atlaco, las sigue encontrando, y oh sorpresa, ya no la niña o la mujer, sino la profesionista desempeñando algo de lo que siempre le gustó hacer.

Bueno para no aburrrite, porque sabemos que estarás muy ocupada, te enviamos muchos saludos y deseamos enormemente, tus sueños sigan cumpliendose cada día. Cuidate mucho y no dejes de sonreir siempre, si como en la foto. recuerda que el buen humor se contagia.

Atentamente

Tere y Mari, desde Mavoro City.

hasta pronto.