El gato triste y azul

viernes, noviembre 05, 2004

Peligro

No sé como empezar… estuvo de-lu-jo!!
Me declaro fan de Ely… su estilo, su música, su voz, sus letras, sus cambios de look!! wow!!! super concierto!

Cantó mis dos canciones favoritas:
Hace poco leía que en algún lugar público el objetivo del ligue era reducir espacios, restar metros y centímetros entre tú y esa persona que te interesa… hasta reducirlos a nada, y de ahi lo que venga. Anoche estábamos muy cerca, mucha gente, uno que otro empujón y mi brazo junto al suyo: Lucrecia y Rigoberto. No pude evitar dar unos cuantos brincos y gritar un poquito. El sabía que era mi favorita y que pensé que no la cantaría…

-Ven juntito a miiiiiiiii (y yo bailaba)
-Que te quiero besaaaaaaaar (y yo volteaba discretamente a ver sus labios)
-Ven juntito a miiiiiiiiii (y sonreíamos)
-No te arrepentiraaaaaas (y mi piel se ponía chinita junto a la suya)
-Ven juntito a miiiiiiii (y moría de ganas de voltear y abrazarlo!!)
-Tu lenguita he de acariciaaar (aysh!!)
-Y si me dejas, iré mas lejos, ya veráaaaas (y por dentro me decía a mi misma: tranquila, las cosas van bien y no hay prisa, esta vez vale la pena esperar y dar tiempo, pero cómo se me antojó un besito caray!!)

Y bueno… no sé a ciencia cierta que es lo que el esté sintiendo, si entiende mis repentinas “indirectas” y demás. Pero hay planes de vernos pronto, y cada vez más. Este fin de semana estaremos juntos, en la Serie Cart sabado y domingo y en la fiesta de disfraces… muero de nervios, y confieso que también tengo un poquito de miedo.

El no había escuchado a Ely, y por el sonido las letras no se entendían muy bien, aunque espero que haya escuchado la de mi otra rola favorita: Peligro… y no hay más que decir:

Nuevos ojos, nueva piel, nuevas las manos del placer,
van metiéndose y a poco dominando mi querer, mi querer.

Y la flor sobre la herida que ha dejado,
la tristeza del vacío indeseado,
es la flor que va creciendo en la marea de mi piel.

Y al olvido de los días, imagino tus caricias, y te pido: juégate...

...la aventura que posiblemente sea una más,
pero como siempre he sido muy intensa pienso que te quedarás.

Y en el éxtasis de un beso imaginario,
mis tragedias forman parte del pasado,
y me guardo la visión maravillosa, en la piel,
y en el éxtasis de un beso, imagino más que eso
y te pido juégate.

Y al olvido de los días
imagino tus caricias y te pido: quédate!

Ahi ta, pues…