El gato triste y azul

martes, noviembre 02, 2004

Reencuentro

Ayer recibí una llamada que francamente me sorprendió. Aydee, a quien no veía desde hace casi un año habló para saludar. La vi en la mañana... platicamos de tantas cosas, de como nos ha ido, de lo que ha pasado y de lo que pasó. Es chido saber que a pesar de circunstancias, cosas que se dijeron, y algunos hombres involucrados la amistad pueda continuar. La verdad me dió muchisimo gusto verla y saberla bien, dejar atrás todo lo que pasó y saber que podemos seguir siendo amigas, sin rencores. Hay gente que después de todo vale mucho la pena, y ella es una de ellas.

Desayunamos y fuimos al cine, hace mucho que no iba. La elección: Huapango. Desde que ví el título me llamó la atención. Me gustó, aunque sabía cómo iba a terminar, pues es una extraña adaptación de Othello, de Shakespeare, tal vez a mucha gente no le agrade, pero sólo por la música y los vestuarios para mí valió la pena. Arriba la música mexicana caray!!! que chingones son los huapangos!!