El gato triste y azul

lunes, noviembre 29, 2004

Santa y la Carrera

Pues que buen fin de semana he pasado...

El sabado de compras de navidad con mi madre, y me rifé, me fué bastante bien, llegando a comer a la casa de la abuela y mi tía correteándome para ir a comprar mi regalo de navidad: 2 rompecabezas y un tapete especial para armarlos... de lujo!!

Estando con mi tía y mi primo en Centro Coyoacán, se le ocurrió a ella la grandiosa idea de tomarnos una foto con el Santa que estaba allí, obvio mi primo rezongó pero lo convencimos y nos la tomamos: Jana abrazando al soldadito, Picoy a la duendecita y yo sentada en las piernas de Santa, jajaja!! el estaba feliz gritando jojojo!! y no me quería soltar, al levantarme al fin voltea y me dice: ahora dame tu teléfono no?? jajaja!!! vaya Santa ligador... obvio todos estaban botados de la risa!!, la foto la olvidé en la casa de la abuela pero en cuanto la tenga la subo por acá...

De regreso en la casa estuve platicando poca madre como siempre con mis tíos Yeyo y Gerardo, tenía rato que no los veía y siempre me la paso super bien con ellos. Los demás pusieron el árbol de navidad y yo me fuí a la casa de Car con Dante. Vimos un par de películas y nos fuimos a descansar para levantarnos temprano el domingo. Así fué, salimos de casa a las 7 de la mañana, Car al trabajo (no pudo acompañarme) y Dante y yo a la carrera. Karla llegó allá y comenzamos a correr a las 8 en punto.

TrackBack

Yo tomé mi ritmo y me adelanté, Karla se quedó atrás. De repente vi a Dante corriendo al lado mío y me preguntó por Karla, le dije q se había quedado atrás, que se fuera con ella pues yo estaba bien y así lo hizo. Corrimos por Insurgentes desde el World Trade center hasta la glorieta y de ahí tomamos Av. Chapultepec hasta Televisa. No me costó trabajo, sólo me detuve un par de minutos a la mitad de la carrera para tomar un poco de agua mientras caminaba, seguí corriendo y terminé los 5 km en 25 minutos. No se en que lugar quedé pero me sentí muy bien y mejoré mi tiempo de la última carrera en la que corrí 10 km en 1 hr 15 min. Nada excepcional pero un logro para mi. Unos 10 minutos después llegaron Karla y Dante, resultó que Karla quería salirse de la carrera pues le estaba costando mucho, pero Dante no la dejó y corrió a la par de ella los 5 km!! el que solo iba a acompañarnos y echar porras, y además era su cumple, jeje...

TrackBack

Al terminar nos dieron nuestro lunch, agua y un pequeño reconocimiento. Nos quedamos a la rifa en la que no nos ganamos nada :( y nos fuimos al centro de Coyoacán. Ahí descansamos lo que quedaba de la mañana, paseamos un rato, esperamos a Begoña, nos hicimos Karla y yo una caricatura que quedó genial y nos fuimos a la plaza de Santa Catarina, donde todos los domingos a la una de la tarde se presentan Cuenta Cuentos. tenía rato que no iba y estuvo divertido y lindo como siempre, con cuentos que te hacen reir y pensar un ratito, y alejarte de la realidad por unos minutos, y fantasear con las palabras que tan mágicamente te envuelven en ese otro mundo que cada cuentero crea...

Al platicarles a Karla y a Bego lo que había pasado la tarde anterior con Santa, y ya de salida de coyoacán, pasamos al centro comercial y fuimos a buscarlo para tomarnos una foto las 3 con el, jeje... pero no estaba, regresaba hasta las 4 y no pudimos tomarnos la foto, pero en su lugar y con lo desmadrosas que somos, le dejamos un recado en el buzón de las cartas que decía algo así:

"Querido Santa: somos tres chicas que veníamos con nuestros mas sinceros (y oscuros) deseos a saludarte y tomarnos una foto sentadas en tus piernas. Pero no te hemos encontrado, así que te dejamos este número para que nos localices" jajaja!! y por mutuo acuerdo dejamos el numero de mi casa, a ver si un día de estos nos llama Santa Claus personalmente, jojojo!!!

De ahí ya cada una tomó su rumbo. Bego al CNA a ver bailar tango a unos amigos suyos, Karla a Toluca y yo a la casa de Car a descansar, fuimos al super por la cena y después caí rendida, estaba muerta después de tan ajetreado día!! Estoy contenta aunque sacada de onda por algunas cuestiones y actitudes... y al final nada en concreto, pero bien, ya el tiempo dirá en que termina todo esto, mientras tanto lo disfruto al máximo... nunca se sabe que tanto alguien está dispuesto a dar... y cuánto está dispuesto a recibir.