El gato triste y azul

jueves, diciembre 16, 2004

El último del año

TrackBack

Ayer, después de visitar a mi mamá y de estar en la inauguración del Starbucks de Centro Coyoacán con Car, pasó EConde por mi y nos fuimos al concierto de Jaguares al Teatro Metropolitan, al que llegamos un poco tarde por el tráfico de la ciudad. En el camino fuimos platicando muy a gusto de diferentes cosas, me contó de su viaje a Estambul, que por cierto, fuí la primera afortundada en salir con él a su regreso :) hablamos de lo que habíamos estado leyendo en nuestros blogs, interesante y divertido todo. Es genial ahora el poder contar con amigos que van más allá de una pantalla e internet.

Al concierto fué también mi amigo Ramón, que estaba celebrando su cumpleaños, y un dato curioso: nos quedamos con un boleto que nadie utilizó, cambió de dueño unas tres veces desde que los compramos hasta ayer y al final ni siquiera lo pudimos vender por las prisas, en fin...

El show para no variar me encantó, fué muy similar al de hace un mes en Toluca, pero distinto también por el ambiente, la gente, el lugar. En lo particular me gustó más el de allá, por ser un lugar mas chiquito, con menos gente, podíamos interactuar más con ellos, pero no por eso el de ayer fué menos bueno.

El cierre espectacular: "Antes de que nos olviden" con no se cuantos miles de personas cantándola y haciendo una sola voz con la de Saul, y después "La negra Tomasa", que tenía mucho que no la escuchaba en vivo y en la que, por cierto, pude comprobar lo buen bailarín que es EConde. Y bueno, volví a escuchar en vivo Miercoles de Ceniza con la que pegué unos cuantos brincos. Por cierto, desde donde estabamos mi Vampiro no me escuchaba, por eso hoy le toca la foto a él, jojo.

"Aunque tu me olvides, te pondré en un altar de veladoras, y en cada una pondré tu nombre... y cuidaré de tu alma." Wow!!

Una muy buena noche, sin lugar a dudas.